El célebre Cirque du Soleil anunció el lunes que pidió la protección judicial contra sus acreedores para tratar de reestructurarse bajo la Ley de Acuerdos de Acreedores de Empresas (CCAA, por su sigla en inglés), debido a que la pandemia de COVID-19 obligó al famoso circo a cancelar shows y despedir artistas.

El grupo alcanzó en paralelo un acuerdo de compra por sus actuales accionistas, que son fondos de inversión estadounidenses y chinos así como la administradora de fondos de pensión Caisse de dépôt et placement de Québec, con el objetivo de ser luego rematada en subasta, indicó en un comunicado.

Como parte de la inversión, el cuerpo gubernamental Investissement Québec proporcionará 200 millones de dólares en financiamiento de deuda.

«Con cero ingresos desde el cierre forzado de todos nuestros shows debido al COVID-19, la gerencia tuvo que actuar decisivamente para proteger el futuro de la compañía», dijo su presidente ejecutivo, Daniel Lamarre.

La compañía despidió en marzo a más de 4000 personas, o el 95% de su fuerza laboral, y suspendió temporalmente sus shows en Las Vegas, una de sus áreas más prominentes.

La CCAA es una ley federal canadiense que permite a grandes corporaciones reestructurar sus finanzas y evitar la bancarrota, mientras permite a los acreedores recibir alguna forma de pago por los montos adeudados.

La solicitud CCAA del Cirque du Soleil será atendida el martes por el Tribunal Superior de Quebec. (I)



Cortesia de El Universo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here