El dilema de las listas para la convención, la propuesta de ME-O y primarias presidenciales: se acabó la luna de miel en la Unidad Constituyente – Noticias Chile

Se acabó la luna de miel. A un mes desde la forzada y sorpresiva conformación de la Unidad Constituyente, el pacto que inscribió la DC, el PPD, el PS, el PR, el PRO y Ciudadanos tras las fallidas negociaciones de primarias municipales y de gobernadores regionales de la centroizquierda, hoy el bloque enfrenta sus primeras divisiones.

Desde el 30 de septiembre, los dirigentes del pacto hicieron una serie de gestos con el fin de consolidar el bloque, el que algunos miran como la base para una futura coalición de gobierno. Así, dieron inicio a una serie de reuniones entre los timoneles y secretarios generales, las que culminaron en una gran “puesta en escena” para recibir los resultados del plebiscito el 25 de octubre.

Sin embargo, un día después de ese acto conjunto -en el que incluso mandaron a hacer chapitas para “dejar la marca” de la Unidad Constituyente- se materializaron las primeras diferencias entre las colectividades. Y el tema radicó en una discusión que será fundamental para las pretensiones de la centroizquierda en la futura convención constitucional: si la oposición debe ir en una o dos listas para enfrentar esos comicios.

“Es imposible e irreal que esté toda la oposición en una sola lista para la convención”, dijo el presidente de la DC, Fuad Chahin, en conversación con La Tercera, proponiendo, en cambio, un sistema de dos “listas complementarias” que permitan la diversidad de proyectos del sector.

Sus declaraciones provocaron que el resto de los timoneles manifestaran sus posturas e, incluso, deslizaran críticas a la posición de la DC. De hecho, el tema se abordó ayer en la reunión de secretarios generales de los partidos del bloque. En esa cita, algunos dirigentes le transmitieron al representante democratacristiano, David Morales, que “debía sumarse a la mayoría” y que no sería una “buena idea” que adelantaran una postura que debía definir la coordinación en conjunto.

Previo a esa cita, el Partido Socialista ya había emitido una declaración en la que reafirmaron que buscarán “la construcción de una lista única de candidatas y candidatos a la convención constitucional” y lamentaron que “algunos desde la oposición insistan en la estrategia de la división”.

En esa colectividad aseguran que este no es un tema de matemática electoral sino de voluntad política. Su presidente, Álvaro Elizalde, explica que “el sistema electoral chileno establece la norma n + 1, es decir, al total de electos por distrito se agrega un cupo adicional para la lista. Pero, asimismo, la reforma que consagró la paridad, estableció que en los distritos en que se eligen 3 y 4 convencionales una lista puede inscribir hasta 6. Por tanto, los cupos ascienden a 195 a nivel nacional y la actual oposición eligió 83 diputados. ¿Cómo no va a ser posible una lista donde hay más del doble de cupos”.

“Este no es un problema de cupos, es un problema de voluntad. Si queremos 2/3 de la convención constitucional para avanzar con los cambios que Chile demanda, se requiere la unidad de las fuerzas progresistas. Basta de excusas”, agregó.

Asimismo, el timonel del PPD, Heraldo Muñoz, fijó ayer su postura en el discurso de lanzamiento de su candidatura presidencial. “Debemos ir en una lista única a la convención de toda la oposición. Que no se diga que no se puede, es cosa de voluntad política”, dijo.

Sin embargo, otros en la coordinación se han mostrado en la misma línea de Chahin. Para el timonel del Partido Radical, Carlos Maldonado, sería un “error” mirar una sola nómina como el objetivo del sector. “Considero un error transformar la lista única en consigna o sinónimo de unidad, porque no es así necesariamente. Tanto la lista única como las dos listas tienen pros y contras”, sostiene. Y agrega que “la suma de fuerzas políticas y sociales de la oposición puede darse en una o en dos listas, lo importante es que estemos de acuerdo en los temas de fondo y sumemos fuerzas en el órgano constituyente. En síntesis, tenemos que analizar cuál es la mejor opción, no sólo en eficiencia, sino también en amplitud y diversidad, para incluir adecuadamente al mundo independiente, e interpretar a las amplias mayorías ciudadanas que votaron Apruebo”.

En ese sentido, entre quienes sostienen que una lista unitaria sería poco “realista”, aseguran que el tema también radica en la matemática electoral. Para ellos, sería “muy difícil” lograr un acuerdo de toda la centroizquierda en distritos en los que, por ejemplo, compitan cuatro candidatos por lista. Esto, dicen, sería complejo debido a que tendrían que alcanzar puntos comunes con las otras seis fuerzas del Frente Amplio.

En las otras colectividades del bloque, en tanto, también han abordado esta materia. Desde el PRO, su presidente Camilo Lagos asegura que “están a favor de una lista única de la oposición”, mientras que la timonel de Ciudadanos, Ignacia Gómez, sostiene que “estamos abiertos a evaluar cuál es la mejor opción estratégica electoral para asegurar una convención representativa de las transformaciones que Chile demanda. Es por eso que vamos a evaluar cuál es la mejor estrategia si dos listas complementarias o una lista única”.

Con todo, desde el bloque aseguran que el tema se podría abordar mañana en la reunión de los timoneles de la Unidad Constituyente.

“No tiene sentido hacer elecciones presidenciales y parlamentarias en medio del proceso constituyente. O las adelantamos a abril de 2021, o las hacemos al final del proceso. Como sea, el Congreso actual debería autodisolverse cuando se inicie la Convención Constitucional”. Ese fue el planteamiento que el exabanderado presidencial del PRO, Marco Enríquez-Ominami (ME-O) publicó en su Twitter a dos días del plebiscito.

La propuesta generó incomodidad entre sus pares del bloque, quienes en privado transmiten que se trataría de un intento de ME-O por llamar la atención ante lo que leen como una intención presidencial. “Es parte de su presidencialitis”, dice un dirigente del sector.

El malestar extendido de la Unidad Constituyente se cristalizó en la respuesta que ese mismo día le dio en la red social la presidenta de Ciudadanos. “Propuestas que se salen del marco institucional respaldado por la ciudadanía dañan el proceso constitucional. Nuestra institucionalidad debe seguir su cauce y la convención cumplir con el rol que le ha dado la enorme mayoría de Chile, cuya voluntad estamos mandatados a respetar”, señaló María Ignacia Gomez.

Otro factor que en el sector aseguran que será una tensión permanente es la carrera presidencial. En los partidos de la coordinación ya hay una amplia lista de precandidatos a La Moneda. De hecho, en el PPD ayer se sumó el propio Muñoz a otras figuras como Francisco Vidal. Mientras que en la DC ya están en carrera Ximena Rincón y Alberto Undurraga. Por otro lado, dirigentes del bloque insisten en que ME-O estaría apostando a una nueva aventura. Y, más allá de las primarias internas que podrían darse -o no- al interior de las colectividades, el sector tendrá que definir si resolverán mediante ese mecanismo la carta de la Unidad Constituyente o, en cambio, si enfrentarán esos comicios incluyendo al resto de la centroizquierda.

En ese sentido, al interior de la coordinación hay sectores más proclives, como el PS, a tener primarias amplias con el Frente Amplio, mientras que algunas colectividades como la DC se resisten a incluir a esa coalición y al Partido Comunista.

La Tercera

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here