Inicio Centro America Terremotos devastan la capital en 1917 y 1918 – Prensa Libre -...

Terremotos devastan la capital en 1917 y 1918 – Prensa Libre – Noticias Guatemala

Terremotos devastan la capital Las construcciones decimonónicas quedaron arrasadas. Muchas resistieron al primer sismo, pero no a los siguientes. La fragilidad y la falta de apoyo Estatal prolongaron la estadía en ciertos campamentos hasta por tres años. Foto Prensa Libre: Hemeroteca


A las   22.20 horas del 25 de diciembre de 1917, la ciudad de Guatemala fue sacudida por un fuerte sismo que en pocos segundos echó por tierra casas, iglesias y edificios públicos. Cuando pasó el primer remezón, densas nubes de polvo cubrieron las calles. La calma parecía volver, pero vinieron otros sismos en una madrugada de insomnio y tragedia.

El arqueólogo estadounidense Herbert Spinden (1879–1967) relata que desde el 17 de noviembre había actividad sísmica, pero la noche de Navidad comenzó la desvastación. “Ocurrió cerca de las 22.20 horas. Causó un daño considerable y sirvió como un fuerte aviso que sin duda salvó muchas vidas porque, a las 11.23 horas, hubo otro extremadamente fuerte que derribó muchas casas y mató, quizá, a 50 personas”, anota Spinden. “Durante toda la noche, bajo una Luna llena ajena a los problemas, la población se acurrucó en los parques mientras la tierra se estremecía”, agrega.

Nuevos temblores sobrevinieron el 29 de diciembre y el 3 de enero, pero sin duda el  más fuerte fue el del 24 de ese mismo mes.

Spinden estaba hospedado aquel día en un hotel frente a la estación central del ferrocarril.  “Llegué a la ciudad de Guatemala unos 20 minutos antes del terremoto. Los demás hoteles estaban en ruinas y en las plazas había campamentos de refugio temporales hechos con chozas”, prosigue. Unos minutos después del ocaso sintió que los platos de la mesa “comenzaron a vibrar y a bailar; las paredes y el techo crujieron y se tambalearon. Nos aglomeramos en las puertas, cayendo y tropezándonos para intentar llegar a la calle…  El miedo fue tal que pensamos que la tierra misma cedería para formar un volcán en medio de la ciudad”, relata.

El Palacio Real,  donde se firmó la Independencia de 1821, quedó con graves daños tras los terremotos, por lo cual fue demolido. Foto:  Hemeroteca

Ciudad en ruinas

El servicio de agua quedó inutilizado, las tumbas del cementerio quedaron hechas añicos y pasaron semanas antes de que la gente pudiera regresar a sus viviendas.  “Quizá cinco de cada cien casas podrán ser reparadas”, anotó  otro estadounidense, Marshall Howard Saville (1867–1935), quien también se hallaba en el país.

“Se levantaron campamentos con chozas hechas usando carruajes, muebles, puertas y ventanas dañadas; estas se cubrían con láminas, sábanas, manteles o alfombras”, narra Saville.

Los terremotos de 1917-1918 cambiarían totalmente la apariencia de la ciudad. “Los palacios coloniales situados alrededor de la Plaza Central se desplomaron,   así como la mayoría de edificios públicos construidos al final del siglo XIX, entre ellos el Palacio Presidencial, el de la Aduana, el Palacio de La Reforma”, refiere la Historia General de Guatemala.

En total hubo  14 campamentos de refugiados. En el del Potrero de Corona, hoy barrio Moderno,  estaba uno de los más grandes y precarios. Había otros campamentos populares en Gerona,  La Parroquia, La Candelaria. En El Sauce, hoy zona 2, se erigió otro asentamiento, porque allí vivían extranjeros.

La concentración de personas trajo una consecuencia adicional: permitió la comunicación entre vecinos y de alguna manera consolidó el malestar colectivo en contra de la dictadura de Manuel Estrada Cabrera.

Las finanzas del Estado estaban mal por la caída de los precios del café en 1917, y las  malas cosechas en 1918 y 1919.  Si bien no fue el único factor, se convirtió en uno de los más relevantes de cara a la expulsión del dictador, que ocurriría en abril de 1920.

El edificio de Farmacia, en la actual 3a. calle y 7a. avenida es uno de los sobrevivientes. Foto Prensa Libre: Hemeroteca

Un enjambre sísmico

Si bien se enumeran cuatro grandes sismos   entre el 25 de diciembre de 1917 y el 24 de enero de 1918, el Insivumeh considera que se trató de un enjambre sísmico. No se conoce el epicentro a ciencia cierta, pero por la magnitud de los daños se calcula que tuvieron una intensidad de 6 a 7  grados Richter.

Con información de testimonios de Sauville, Spinden e Historia General de Guatemala.

Serie histórica (69)




Prensa Libre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ultimas Noticias

Abogado estadounidense condenado por agredir a un oficial de policía de Hong Kong fuera de servicio después de intervenir en una pelea

Un abogado corporativo estadounidense que trabaja en Hong Kong fue declarado culpable de agredir a un oficial de policía de Hong Kong después de...

Sadio Mané para alcalde: el delantero del Liverpool ha invertido millones para ayudar a su pueblo natal

El futbolista aprovecha sus vacaciones para contribuir con las personas más necesitadas de su país. Foto: MATT DUNHAM / Getty Images Sadio Mané, probablemente sea uno de...

¿cuál es mejor comprar? Consejos y recomendaciones

Durante el verano, nuestro cabello sufre mucho, y quizás sea el momento en el que está más expuesto a las agresiones externas,...