InicioCentro AmericaEntre conchas y estrellas de mar, develan esqueleto de jaguar en tumba...

Entre conchas y estrellas de mar, develan esqueleto de jaguar en tumba del Templo Mayor

Entre miles de conchas y cientos de estrellas de mar fue hallado el esqueleto de un jaguar que conforma la ofrenda 178 del Templo Mayor.

Ésta y otras ofrendas se encuentran a cinco metros de profundidad, justo debajo de la calle Guatemala en el Centro Histórico de la Ciudad de México, y son estudiadas por un grupo de arqueólogos, dirigidos por Leonardo López Luján, quienes después del confinamiento por la pandemia regresaron a este espacio para continuar con las exploraciones de manera presencial.

En su cuenta de Twitter, López Luján, quien dirige el Proyecto del Templo Mayor, compartió una imagen donde se mira el esqueleto del jaguar en perfectas condiciones de conservación. “Trabajamos con biólogos expertos en la materia, en este caso con la Mtra. Montserrat Morales del INAH. Entre los felinos que existieron en Mesoamérica es muy fácil identificar al jaguar por sus mayores dimensiones y la configuración masiva de su cráneo”, explicó el especialista.

La excavación inició en 2019 –se suspendió por la pandemia en 2020- y se trata de un trabajo de investigación en una zona del centro del Templo Mayor, donde se encuentra una serie de ofrendas con diversos animales enterrados, desde un lobo hasta un pez globo. Los arqueólogos trabajan actualmente frente a la capilla de Huitzilopochtli, en el centro de una plataforma circular de poco más de 16 metros de diámetro: el Cuauhxicalco.

“Sí está justo bajo la superficie de excavación, pero se encuentra a aproximadamente cinco metros bajo el nivel de la calle de Guatemala. Mucha gente pasa por encima sin siquiera imaginar que abajo está sepultado este jaguar, parte de nuestro riquísimo patrimonio arqueológico”, abundó.

Las conchas que acompañan al jaguar pertenecen a diferentes especies y simbolizan el inframundo acuático, femenino y de fertilidad, detalló López Luján. “La superficie terrestre se figuraba con cocodrilos y tortugas, y los cielos superiores con águilas y garzas”, escribió el arqueólogo al precisar que la exploración en la ofrenda 178 es coordinada por los investigadores Tomás Cruz y Miguel Ángel Báez.

Lo interesante de la investigación es que «las ofrendas son cosmogramas: imágenes en miniatura del universo tal y como era concebido por los mexicas. Los niveles por debajo de la superficie terrestre eran imaginados como de carácter acuático, y eran representados en las ofrendas con múltiples organismos marinos.”

Las excavaciones se perfilan al hallazgo de más elementos prehispánicos que ayudan a reconstruir lo mejor posible el pensamiento de la cultura Mexica, en particular su concepto de la muerte y las ofrendas a los dioses.

La Prensa Oficial y en Twitter: @laprensaoem



La Prensa

Mas Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Ultimas Noticias