El emotivo momento en el que Pogacar se da cuenta de que es ganador virtual del Tour de Francia y rompe en llanto – Noticias Guatemala

Tadej Pogacar está viviendo un momento histórico en el Tour de Francia. (Foto Prensa Libre: EFE)

» data-medium-file=»https://www.prensalibre.com/wp-content/uploads/2020/09/20200919-637361423244329722.jpg?quality=82&w=300″ data-large-file=»https://www.prensalibre.com/wp-content/uploads/2020/09/20200919-637361423244329722.jpg?quality=82&w=1024″/>

Tadej Pogacar está viviendo un momento histórico en el Tour de Francia. (Foto Prensa Libre: EFE)


Si la edición de 1989 pasó a la historia porque Greg Lemond arrebató a Laurent Fignon la victoria por solo 8 segundos (que sigue siendo el menor margen de la historia) en una ‘crono’ en París en la última etapa, la jornada de este sábado pasará también a los anales del ciclismo por la demostración del prodigio esloveno, que cumplirá 22 años el próximo lunes.

“Estoy soñando, no sé qué decir”, declaró Pogacar a la televisión francesa nada más vestirse de amarillo. “Mi sueño al principio era simplemente participar en un Tour y hoy lo gano en la última etapa”, añadió el joven esloveno, que corrió por primera vez en la Grande Boucle.

Pocos daban nada por Pogacar como vencedor del Tour, ya que arrancaba la ‘crono’ a 57 segundos de su compatriota Primoz Roglic, que se había mostrado muy sólido hasta ahora en la carrera.

Pero Pogacar se había preparado muy bien: “Había reconocido el recorrido, conocía cada curva y cada punto en el que acelerar”, explicó.

Pronto se vio que Pogacar volaba y que Roglic podría no tener su día: la ventaja del joven discípulo frente al maestro era de 13 segundos en el primer paso cronometrado (km 14,5) y de 36 al inicio del puerto con el que acababa la ‘crono’, la Planche de Belles Filles, de 6 km de recorrido y rampas en el tramo final de hasta el 20%.

Maillot amarillo, blanco y de lunares

El cambio de la bicicleta de contrarreloj a otra más ligera que los dos eslovenos hicieron antes de comenzar el puerto, no hizo otra cosa que evidenciar que Pogacar mantenía un ritmo asombroso y que Roglic se hundía poco a poco.

A mitad de la subida, ya se vio claro que el maillot amarillo cambiaría este sábado de percha, ya que Pogacar había dado la vuelta a la situación y contaba con 25 segundos de margen para mantener la preciada prensa en los tres kilómetros finales.

Pese a ser el tramo más exigente de la subida, Pogacar siguió volando hasta la cima, donde aventajó finalmente en 1:56 a Roglic, que tendrá que conformarse el domingo con el segundo escalón del podio.

“He tenido un mal día. Simplemente no pude ir tsan rápido como me hubiese gustado”, explicó Roglic en conferencia de prensa, sin más motivos que pudiesen justificar su rendimiento.

La demostración de Pogacar en una ‘crono’ tan exigente, completando los 36,2 km de recorrido en 55:55, ¡a una media de 39,5 km/h!, le sirvió también para apuntarse la etapa, tras aventajar en 1:21 al holandés Tom Dumoulin y al australiano Richie Porte.

‘Supermán’ y Carapaz, sin premio

El veterano Porte firmó también una gran ‘crono’ que le permite desplazar del tercer escalón del podio al colombiano Miguel Ángel ‘Supermán’ López.

El escalador de Astana hizo una muy mala contrarreloj, a 6:17 del vencedor de la etapa, lo que además le hace caer a la sexta plaza de la clasificación general, adelantado por los españoles Mikel Landa y Enric Mas, cuarto y quinto clasificados.

“Era mi primer Tour, soñaba con llegar al podio, lo hicimos todo muy bien, pero fallamos hoy”, admitió López.

No fue una buena jornada para el ciclismo sudamericano, ya que el ecuatoriano Richard Carapaz, que salía a defender el maillot de mejor escalador del Tour, fue otra víctima colateral de la demostración histórica de Pogacar.

“He disfrutado de cada segundo con este jersey”, se consoló Carapaz según un mensaje publicado en sus redes sociales.

El esloveno, salvo accidente o catástrofe, no sólo estará en el podio de París el domingo para recibir el maillot amarillo de ganador de la carrera, sino que también recibirá el jersey de lunares rojos como ganador de la clasificación de la montaña y el maillot blanco de mejor joven, además de ganar tres etapas.




Cortesia Prensa Libre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here