InicioCentro AmericaAumenta la pobreza laboral

Aumenta la pobreza laboral

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), organismo gubernamental, reportó que la población con ingreso laboral por debajo del costo de la canasta alimentaria se ubicó en 40.7% al 30 de septiembre de este año, lo que significó un incremento de 1.2 millones de personas más, cuyos ingresos, no alcanzan para tener una vida digna, es decir 52 millones de mexicanos no tienen ingresos suficientes para comprar lo que necesitan

De acuerdo con el CONVEAL, el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos (canasta alimentaria) urbana pasó de $1,724.37 en octubre de 2020 a $1,850.69 pesos en octubre de 2021, es decir un incremento anual de 7.3%, mientras que el valor de la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos rural, pasó de $1,319.60 pesos en octubre de 2020, a $1,418.86 pesos en octubre de 2021, incremento de 7.5%.

De acuerdo con las cifras oficiales, una familia de 4 integrantes necesita ingresos mensuales de 7,400 pesos mensuales en la ciudad, para cubrir lo que requieren, y en el campo necesitan 5,600 pesos mensuales

Cuando revisamos lo ocurrido por nivel de ingreso, las cifras del CONEVAL indican que los más pobres, fueron los más afectados a pesar de que entre julio y septiembre la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, así como el IMSS, reportaron para el mismo período, fuertes incrementos en los sueldos y salarios a nivel nacional

Una vez más, estamos viendo en México la misma película que vimos entre 1976 y 1990, cuando los gobernantes en turno, decidieron subir fuertemente el salario mínimo por decreto y los productores, al tener que pagar mayores sueldos, subieron los precios de bienes y servicios, en una carrera que provocó pobreza y crisis recurrentes.

Cada vez que sube el salario mínimo, suben los costos de producción. Los productores suben sus precios finales ante el aumento de costos y ese aumento constante de precios se llama inflación. Sin embargo, no todos los productores pueden subir los sueldos de sus trabajadores, porque al hacerlo deben subir los precios finales de bienes y servicios y eso reduce las ventas.

Para muchos trabajadores, si el patrón decide no aumentar los sueldos, para no perder ventas, la disyuntiva es buscar un nuevo trabajo en momentos donde no hay muchas opciones o bien, aceptar que no habrá aumento de sueldo, salvo aquéllos que ganan el sueldo mínimo

Poco a poco, muchos trabajadores se van rezagando y su sueldo al no subir al ritmo de la inflación, va perdiendo poder adquisitivo lo que explica las cifras del CONEVAL. Cada vez más trabajadores tienen sueldos por debajo de la inflación y ello no les permite comprar lo que se requiere para mantener a su familia

La solución como aprendimos en México hace 50 años, no es subir los sueldos por decreto. Si un trabajador quiere ganar más, debe buscar un nuevo empleo donde gane más, o bien capacitarse para tener más conocimientos que le permitan ganar más dinero. Subir sueldos por decreto, solamente crea inflación y eso se traduce en más pobres

Si el gobierno quiere que suban los sueldos, debe atraer más inversiones, para que más empresas se instalen en México y ello genere empleos y más personas salgan de la pobreza, como sucedía hace unos años, de acuerdo con cifras del mismo CONEVAL

Autor: Carlos López Jones

Director de Consultoría en Tendencias.com.mx

Twitter: @Carloslopezjone



La Prensa

Mas Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Ultimas Noticias