Con 20 años en el mercado ecuatoriano Wang Bin, un empresario chino dueño de la empresa Automotores Zhong Xing, dio un cambio total a su giro de negocios hacia lo ecológico.

Y es que tras representar e importar varias marcas chinas de vehículos a combustión, desde hace dos años solo se dedica a traer automotores eléctricos.

«Es importante tener el apoyo de la sociedad para la protección del medioambiente para las futuras generaciones», sostiene Wang Bin, quien asegura que esa es la principal razón de su cambio de visión.

De esa forma el empresario consiguió la distribución exclusiva de la camioneta Dongfeng Rich 6EV, conocida como ZNA (Zhengzhou Nissan Automóvil), un vehículo completamente eléctrico con una autonomía de 405 kilómetros y una potencia máxima de 120 kW.

Wang Bin explica que la camioneta es el resultado de la sociedad entre Dongfeng y Nissan, que otorga al vehículo la base de la tecnología Navarra.

«Es la primera camioneta china con un consumo de menos de $4 (en los 405 km de autonomía), utilizando la batería de litio CATL que utilizan los autos de la BMW, Nissan, Renault y otras importantes marcas», sostuvo el empresario asiático que además distribuye el bus eléctrico Youngman, también de origen chino.

El precio de la camioneta parte desde $42 000 e incluye una cargadora eléctrica; y por $3000 o $4000 adicionales se pueden instalar paneles solares en las casas para cargar el vehículo.

En tanto, la marca Dongfeng también está presente en el país distribuida por Corporación Maresa, que comercializa el modelo Rich de camioneta, pero a diésel; el SUV Citivan y camiones.

Y es que Ecuador se ha convertido en un referente para las marcas chinas que hasta el 2019 eran 40 en el país y que de enero a septiembre vendieron 17 820 carros de combustión y eléctricos, el 17,7 % del total de vehículos comercializados en ese periodo.

Wang Bin señala que las empresas podrían llegar a cambiar por lo menos el 40 % de su parque automotor de combustión a eléctrico, proyecta importar 30 camionetas en las próximas semanas y tenía previsto entregar dos este lunes a la empresa Eco Galápagos; y en un futuro al Municipio de Guayaquil. Su meta es importar 200 vehículos en un año y construir una red de electrolineras en las principales ciudades del país. (I)



Cortesia de El Universo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here