Coronavirus en Perú. El fin de la cuarentena rígida es un gran desafió para la región que Cajamarca, que comenzó con un reducido número de contagios, y que ahora llegan a 3,413 pacientes infectados por el coronavirus.

Mesías Guevara Amasifuén, gobernador regional de Cajamarca, conversó con La República tras presidir una sesión de trabajo con autoridades y funcionarios del sector salud, para intensificar de manera inmediata la detección comunitaria de la COVID-19 y fortalecer estrategias de atención de pacientes en hospitales.

PUEDES VER Cajamarca: aprueban implementación de laboratorio de biología molecular

Cerco regional

“No vamos a levantar el cerco regional, seguiremos siendo estrictos en el ingreso a Cajamarca manteniendo la dinámica de acceso los días martes, jueves y sábado. Vamos hacer que se cumplan los protocolos sanitarios que han dispuesto los ministerio de Transportes y Salud”, expresó.

Guevara detalló que el objetivo es que las personas cumplan con los protocolos de bioseguridad contra el coronavirus, así como los que hagan uso del transporte público y particular.

Algunos de los sectores que conforman el cerco regional son la carretera Ciudad de Dios-Cajamarca, la vía Cumbil-Chota, y la marginal de la selva Chamaya-Jaén.

Para vigilar el cumplimiento del cerco regional se seguirá contando con las Rondas Campesinas, la Policía, las Fuerzas Armadas y la Dirección Regional de Transportes.

Cerco regional en Cajamarca.

Plan de acción comunitaria

La autoridad regional informó que ejecutarán una estrategia denominada “plan de acción comunitaria”, que consiste en la promoción de acciones de prevención y la orientación de tratamiento de pacientes infectados con coronavirus.

Para esto, se ha dispuesto un mayor trabajo de los equipos de respuesta rápida en las acciones de prevención, detección y tratamiento de casos de coronavirus en los principales focos de contagio.

Un trabajo que consistirá en intervenir los sectores más afectados por el virus, donde los trabajadores de salud desarrollarán su trabajo, en articulación con las juntas vecinales.

En esa línea, expresó que en las ciudades más pobladas como Jaén, Chota y Cajamarca, y en las demás provincias, se desarrollará un trabajo comunitario, barrio por barrio para identificar casos sospechosos de COVID-19.

Sobre el particular, se ha coordinado con los presidentes de las juntas vecinales y el área de epidemiología de la Dirección Regional de Salud (Diresa) para disponer de brigadas que permitan identificar casos sospechosos a fin de proceder al tratamiento y el seguimiento digital.

“La estrategia consiste es evitar que los infectados lleguen al hospital, y que sean ingresados a cuidados intensivos”, afirmó.

Plan de acción comunitaria.

Nuevas medidas

En las víspera, la Defensoría solicitó que se envíen médicos especialistas a los distintos hospitales de ese departamento para que brinden ayuda a los pacientes con COVID-19.

Al respecto, Guevara pidió al ente defensor que se invoque a la participación de médicos cajamarquinos en el sector salud, y que no se alarme a la población señalando que existe un colapso en el Hospital Simón Bolívar.

“El señor defensor no es la primera ver que expresa un colapso, y ese mensaje no es positivo. Eso solo causa pánico en la población. Ya se han implementado 26 camas en el hospital COVID, y esta semana se están instalando otras 45. El problema no son los servicios hospitalarios, si no los centros que brindan atención primaria”, argumentó.

Asimismo, comentó que gestiona con la empresa privada y el Gobierno nacional la implementación de plantas de oxígeno medicinal en los hospitales de Jaén, Cajamarca y Chota.

Hospital Regional de Cajamarca.

Cortesia de La Republica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here