Ernesto Talvi se apresta para dejar su despacho «pronto», informaron a LA REPÚBLICA fuentes del gobierno. Y «pronto» parecería ser la semana próxima. Es que Francisco Bustillo, tras tres semanas de diálogo con el presidente Luis Lacalle Pou, aceptó el desafío para embarcarse al frente de la Cancillería.

Se espera que entre el jueves o el viernes Bustillo viaje a Uruguay desde España, de donde es embajador, para comenzar la transición. El futuro ministro de Relaciones Exteriores es un diplomático de carrera.

Éste entró a Cancillería por concurso de méritos el 1 de enero de 1986 y a partir de allí se desempeñó en varios cargos tanto en Montevideo como en el exterior, habiendo ocupado, entre otros, la titularidad de la Dirección de Asuntos Institucionales y de Asuntos Económicos Bilaterales de la secretaría de Estado. Bustillo es íntimo amigo de Lacalle Pou y, además, del presidente argentino Alberto Fernández.

El 1 de abril del 2005 fue designado embajador extraordinario y plenipotenciario de Uruguay en Argentina. Ese cargo lo ejerció durante 5 años. Luego, en 2010, el expresidente frenteamplista José Mujica lo sustituyó por Guillermo Pomi. Dos años más tarde, fue designado embajador en España, cargo que ocupará hasta los próximos días.

Si bien Talvi no estimó públicamente una fecha de salida, fuentes coloradas habían dicho a LA REPÚBLICA que sería «probablemente» luego de aprobada la ley de urgente consideración que está a estudios en el Parlamento. Ahora, los dirigentes de Ciudadanos se preparan para decirle a su líder que asuma su banca en la Cámara de Senadores porque allí puede «desplegar su acción en todas las áreas», dijo en una entrevista con LA REPÚBLICA Felipe Schipani, diputado por el Partido Colorado.

El líder del novel sector colorado dijo semanas atrás que renunciará en un «futuro no muy lejano» porque siente que tiene que «ampliar» el «espectro de acción y no quedar limitados a un ámbito muy importante, como es la Cancillería, pero que lamentablemente no nos deja el tiempo ni el espacio para actuar en aquellos lugares que sentimos el país nos necesita».

Cortesia de La Republica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here