La Brigada de Homicidios de la Policía De Investigaciones (PDI) detuvo en Quilpué a un hombre de 78 años sindicado como el presunto autor del parricidio por estrangulación mecánica, crimen que habría cometido contra de su nieto de 30 años.

El hecho ocurrió durante la tarde del viernes en el sector de Chorrillos, en Viña del Mar, donde el joven fue hallado sin vida al interior del domicilio que compartía con el adulto mayor, identificado como F.S.A.C.

En ese entonces, el abuelo de la víctima fue increpado por vecinos debido a que lo acusaban de ser el responsable de la muerte de Alonso Gálvez Araya debido a supuestos episodios previos de violencia intrafamiliar. La situación motivó que el hombre tuviera que ser retirado del lugar con resguardo policial.

En ese sentido, según información de Carabineros, el día anterior al fallecimiento de la víctima, personal de la institución concurrió al domicilio en cuestión por un llamado de violencia intrafamiliar hecho por vecinos.

Tras acudir al lugar, según el parte policial, se dejó constancia de que la víctima afirmó que no se registraban problemas y que los gritos escuchados correspondían a un episodio de epilepsia que él había padecido.

Luego del hallazgo del fallecido, la Brigada de Homicidios concurrió al lugar del hecho, realizó los peritajes de rigor y tras la respectiva autopsia realizada en el Servicio Médico Legal, se constató la muerte como consecuencia de asfixia por estrangulación mecánica.

Con dichos antecedentes se informó al Ministerio Público y se solicitó la orden de detención concretándose esta en la comuna de Quilpué, en el domicilio de una de las hijas del detenido, quien mañana pasa a control de detención.



Cortesia de Cooperativa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here