El presidente de Brasil reveló que se siente «débil».

Sin embargo, volvió a sus actividades el lunes y preocupa porque ha realizado varios viajes por el país y se lo ha visto sin mascarilla entre centenares de personas que lo siguen.

Bolsonaro aduce su infección al aislamiento por el que pasó en la residencia oficial de Alvorada, luego de dar positivo de coronavirus. «Acabo de realizarme un examen de sangre porque tenía un poco de debilidad ayer (miércoles) y encontraron un poco de infección. Estoy tomando antibióticos porque después de 20 días dentro de casa uno tiene otros problemas y tuve hongo, hongo en el pulmón», comentó en su transmisión semanal por Facebook.

Esta semana estuvo en el hospital de las Fuerzas Armadas donde se realizó una serie de exámenes. «Tuvo una infección leve en el pulmón, pero nada que no pueda curarse con un antibiótico», dijo un funcionario del Gobierno al portal UOL. Los médicos no supieron informar si lo que sería una neumonía, tiene relación con el coronavirus que tuvo este mes.

El presidente, además insistió en el uso de la cloroquina para tratar a los pacientes con coronavirus. «El médico de la Presidencia me mandó cloroquina y al día siguiente estaba mejor», afirmó. Enseguida insistió: «no hay comprobación científica de su eficacia, pero tampoco de su ineficacia. Busque a su médico, pero no descarte la cloroquina sin saber. Hay gente que la recomienda».

 

 

 

Cortesia de La Republica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here