El contexto generado por la pandemia sanitaria por COVID-19 es aprovechado por la delincuencia para cometer ilícitos, principalmente estafas en establecimientos dedicados a la venta de medicamentos. 

Y es que, una empleada de conocida farmacia fue estafada con 10 mil pesos, según dio a conocer la Policía Quintana Roo

Mediante una llamada telefónica un sujeto se identificó como proveedor y le solicitó a la empleada el depósito de tal cantidad para la entrega de medicamentos y material de sanitización.

Fingen ser proveedores

La mujer realizó la transferencia electrónica e informó al gerente, quien confirmó que había sido víctima de una estafa y no realizado el pago por mercancía para sanitización.

Se solicitó el auxilio de las autoridades y todo quedó en exhorto para que procedan con una denuncia ante el Ministerio Público (MP).

Trascendió que la llamada fue realizada desde un teléfono que, aparentemente, se ubica en una cárcel situada en el centro del País.

Te puede interesar: POLICÍAS DENUNCIADOS por tortura y robo en Chetumal

Vale la pena destacar que el hecho ocurrió en conocida farmacia situada en el Andador 4, con calle Tulum, de la Colonia Payo Obispo de Chetumal.

Se destacó que ha sido común este tipo de llamadas, aunque no se pudo especificar cuántas empleadas de farmacias han caído en esta estafa.

Más de Quintana Roo



Cortesia de La Verdad Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here