Así se consiguió la primera final internacional en categorías menores

El trabajo en el futbol base y la continuidad de los procesos llevarán al éxito deportivo. Los resultados no siempre serán el reflejo de la realidad porque la generación de futbolistas del momento marcará la pauta. Ir trabajando en la dirección correcta no significa necesariamente dar pasos gigantes de la noche en la mañana, sino diseñar proyecto estratégico para lograrlo los objetivos a largo plazo como lo hizo el Real Estelí alcanzando la primera final internacional del futbol nicaragüense en categorías menores.

Puede interesarte: Carlos «El Pollo» González, el jugador de baloncesto que reparte su tiempo entre la cancha y su taxi

Los estelianos cambiaron la imagen negativa del futbol nacional en categorías menores donde siempre salían goleados con el subcampeonato del Torneo Interclubes Sub-17 de Uncaf el pasado sábado en Honduras. ¿Cómo lo lograron? ¿Cuál ha sido la clave para pasar de recibir históricas goleados ha disputar un título internacional? El técnico de la categoría, Holver Flores y Helmuth Hurtado, el gerente del club, lo explican.

“Desde hace 13 años estamos trabajando las categorías mejores. A medida que ha pasado el tiempo nos hemos venido consolidando y trabajando en algunos ejes importantes, la capacitación de los instructores (entrenadores), las mejoras en las instalaciones deportivas, tratamos de proporcionar el mejor material deportivo a los muchachos para que puedan estar desarrollando su talento deportivo”, señala Hurtado.

Frutos del proceso

Esta final se logró en base a ese modelo establecido. El técnico Holver, de 25 años, se estuvo capacitando durante varios meses en España y a su regreso en 2016 conformó la base de equipo. Comenzó a trabajar la categoría Sub-17 con jugadores de 14 y 15 años para participar en Copa Sandino y este año que lo promovieron a técnico de la Juvenil Especial (Sub-19) se llevó a 14 jugadores de ese grupo porque llevaba más de un año preparándolos.

“Las primeras palabras en un informe que mandé al gerente era que estamos trabajando para el Interclubes Sub-17 y que no pidieran resultados en este momento. Se respetó el proceso, se mantuvo la idea y salieron los frutos», asegura Holver, el entrenador. «Esto de llegar a la final es de alegrarse y comprometerse aún más y emularlo en los próximos torneos. Mete presión para las próximas generaciones Sub-17, las selecciones nacionales y los otros equipos. Si esta generación logró hacer esto, el futbol nicaragüense tiene la calidad humana para lograrlo, todo está en creerlo y hacer un buen trabajo”.

Buena estructura y educación

Exjugadores del Real Estelí, como Jaime Ruiz, Samuel Olivas, Sergio Iván Rodríguez, entre otros, son los instructores (entrenadores) de las categorías menores. Ellos son los encargados de detectar los niños más destacados de Estelí y otros departamentos para que se integren al club. A lo largo de los años han tenido jugadores de todas partes del país y club asume su alimentación, hospedaje y estudios. «Nuestras puertas están abiertas para el mejor talento nacional», apunta Hurtado.

Los estelianos tienen desde la categoría Sub-10 hasta la mayor en masculino y un equipo femenino. El directivo aseguró que una de las razones por las cuales le colocaron grama sintética al Estadio Independencia era tener un lugar con buenas condiciones para sus jugadores. «Contamos con más de 400 atletas en diferentes categorías y estamos desarrollando el futbol femenino. La confianza de los padres y el respaldo de los patrocionadores para brindar condiciones a los muchachos ha sido decisivo para que puedan desarrollarse y jugar futbol, ya si en eso difícilmente se podría desarrollar este proyecto», señala el gerente.

«Uno de los principales requisitos para formar del equipo es que puedan estudiar. Los jugadores que tienen talento y son de escasos recursos, la institución se encarga de facilitar los medios necesarios para llevar a la par el deporte y los estudios, se les asignan tutores para que le den seguimientos en la escuela y puedan obtener buenos resultados dentro y fuera de la cancha», manifiesta Hurtado.

La primera final internacional de categorías menores es el reflejo de los primeros avances del futbol nicaragüense. El trabajo apenas empieza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *