Arranca la actividad en la pesca deportiva 2020 – Noticias Última Hora de Guatemala

0
31

Mayra Herrera busca inspirar a las mujeres a cumplir sus sueños.

Han pasado 9 años, varias copas del mundo, 2 juegos olímpicos, miles de kilómetros y la convicción de Mayra Herrera sigue intacta. La batalla en el atletismo para ella aún no termina, pues sigue firme con el objetivo de estar entre las mejores de la marcha.

Todos los días es siempre la misma exigencia. La pista azul de tartán del estadio Doroteo Guamuch Flores ha amortiguado cada paso y ha presenciado el esfuerzo de una atleta que busca estar en Tokio 2020, sus terceros olímpicos.

Sin embargo, el reto no es fácil; para asistir a la cita olímpica la marca exigida es de 1 hora 31 minutos, y su mejor cronometró es de 1.33.00. Los próximos meses serán determinantes para lograr el registro en  las competencias de Dudince, Eslovaquia; Rio Maior, Portugal, y la Copa del Mundo de Bielorrusia.

Herrera durante el estiramiento en el Estadio Nacional.

“Sin duda, la ilusión como atleta es clasificar a Tokio. Me siento bien física y emocionalmente. Estamos trabajando fuerte para hacer la marca en las competencias que se han planificado”, asegura Mayra Herrera después de finalizar el entrenamiento en el Estadio Nacional.

Guatemala, hasta el momento, tiene clasificados a nueve deportistas para los Olímpicos, entre ellos se encuentra José Alejandro Barrondo, en los 20 kilómetros, pero el entrenador Hugo López confía en incrementar el número de la delegación nacional en la máxima competencia.

Sin duda, la ilusión como atleta es clasificar a Tokio. Me siento bien física y emocionalmente. Estamos trabajando fuerte para hacer la marca.

Mayra Herrera
Seleccionada de marcha

Exigencia total

“Estar en unos olímpicos es otro mundo. Hasta que se participa se puede llegar a entender la magnitud. Es una total exigencia, donde juegan factores como lo físico, preparación, apoyo, pero también los jueces”, asegura la atleta, quien  ya compitió en Londres 2012 y en Río de Janeiro 2016.

El sueño de Tokio no está lejos, ya que, por ranquin, Herrera, al igual que Maritza Poncio, Maidy Monge y Mirna Ortiz  estarían logrando el pase. Sin embargo, para asegurar su presencia se necesita la marca exigida, tal y como la consiguió Ortiz. A los olímpicos asisten las 60 mejores competidoras del mundo.

 Herrera comenzó en la marcha atlética en 2010, a los 20 años, y a pesar de no tener una base previa, logró asimilar bien el deporte y empezó a destacar de manera inmediata a nivel internacional. La mejor prueba de su sorpresivo crecimiento fue haber clasificado a los olímpicos del 2012.

“Los marchistas somos muy luchadores. Todos peleamos para poder estar entre los mejores, tener el apoyo de las autoridades y representar al país. Siempre tratamos de cumplir con los objetivos que nos proponemos. Lo dejamos todo”, comparte.

Además, la marchista confiesa que uno de sus grandes motivos es darle el mejor ejemplo a su hijo, José Ángel, de 9 años, e incentivar a todas las madres para que busquen sus sueños. “El hecho que tengamos hijos no quiere decir que no podamos destacar y ser las mejores en lo que nos
gusta”, resalta.

Fernando López



Source link