Huracán-Vélez, Copa Liga Profesional: El Fortín ganó 2-1 con goles de Janson y Tarragona y ahora lidera la Zona 6 – Noticias Argentina


Lucas Janson festeja el primer gol de Vélez en la cancha de Huracán; El Fortín ganó 2-1 y pasó a liderar la Zona 6 Crédito: Manuel Cortina/Pool Argra

Huracán y Vélez, que encabezan la Zona 6, midieron sus fuerzas en Parque Patricios y el éxito del equipo de Liniers enrocó las posiciones de primero y segundo. El Fortín se impuso por 2-1 y, de esta manera, pasó a liderar su grupo a dos fechas del final. El Globo, ahora, podría ser alcanzado por Gimnasia, si el conjunto platense este domingo vence a Patronato.

Mauricio Pellegrino (49 años) dirigió a Israel Damonte (38) en Estudiantes. Lo conoce y también volvió a analizar los movimientos de su equipo de cara al partido de este sábado. El actual DT de Vélez valoró siempre la intensidad con la que el ex volante central jugaba, la generosidad que le ofrecía a los equipos que integraba desde el despliegue y la vocación de marca. Algo de eso intenta representar ahora su Huracán. Si bien el Globlo se mueve desde una línea de 3 y más volantes en el esquema 3-4-1-2 para «imponerse» en la mitad de la cancha, lo mejor del equipo de Damonte es cuando logra presionar en bloque, ya sea para bloquear las salidas desde el fondo del adversario en la zona de la mitad de la cancha.

El gol de Tarragona para el 2-1

El juego de Vélez trata de ser más corto, elaborado con triangulaciones y avances escalonados. Tarragona (un centrodelantero con movilidad), sale de la referencia de los centrales y pivotea para generar los desplazamientos de los tres ofensivos dentro del sistema 4-2-3-1, compuesto por Luca Orellano (zurdo que arranca desde la derecha), Thiago Almada (un 10 con gambetas indescifrables y desplazamientos que le sacan referencias a todos los marcadores) y Lucas Janson (diestro que juega de la izquierda al centro).

De una jugada así nació la jugada previa al gol de córner de Vélez. Tarragona bajó para pivotear y Orellano exigió con un zurdazo a Cambeses que el arquero mandó al tiro de esquina. De ese balón parado llegó el córner pasado de Federico Mancuello (un especialista) y el cabezazo entrando por el segundo palo de Janson para el 1-0.


Thiago Almada, el 10 de Vélez, intenta definir mano a mano ante el arquero Cambeses Crédito: Manuel Cortina/Pool Argra

En esa lucha de fuerzas, el que logró imponer sus intenciones fue Vélez, por más que los delanteros Chávez y Briasco siempre se las arreglaron en Huracán para exigir con sus duelos personales cada vez que recibieron un pelotazo largo. Esta vez, a diferencia de lo observado ante Gimnasia, el «conector» Cristaldo tuvo poca participación. Si bien el ex Boca no es un enganche clásico, Damonte lo ubica allí por su buena técnica y más que peligroso remate de media distancia.

El gol de Briasco para el 1-1 de Huracán

El local casi no generó situaciones de riesgo en el primer tiempo, la aproximación más clara fue con un remate desde afuera del área de Arregui que se fue por encima del travesaño. Hasta el gol. Un gol que nadie vio llegar, salvo ese ímpetu elogiado a sus delanteros. De un pelotazo largo de Lozano, Briasco (pareció arrancar en off-side) hizo la diagonal y tras aprovechar el blooper entre Amor y el arquero Hoyos, metió un pase a la red.

Lo mejor del equipo de Liniers fue haber reaccionado rápido: antes que finalice la primera etapa, a los 46 minutos, Tarragona (una de las figuras) marcó el 2-1 de zurda y tras recibir una asistencia de cabeza de Janson; la acción la había iniciado el lateral De la Fuente por la derecha y le llegó a Janson en el segundo palo tras un mal despeje de Civelli. Vélez merecía estar en ventaja y recuperaba la diferencia antes del entretiempo.

El gol de Janson para el 1-0 de Vélez

Para la segunda etapa, Damonte realizó dos modificaciones: Juan Garro (delantero) por Hezze y Esteban Rolón (volante con mejor manejo) por Grimi. Así, transformó el esquema 3-4-1-2 en un 4-3-1-2: Salcedo, Civelli, Merolla y Lozano; Rolón, Arregui y Cristaldo; Garro como nexo y arriba mantuvo a los atacantes Chávez y Briasco. Más tarde fue el turno de Curruhinca por Arregui.

Pero el partido se emparejó para abajo, hubo más fricción que desequilibrio y casi no hubo situaciones de riesgo. En el balance general, Vélez terminó imponiéndose con justicia y ahora lidera su zona.

.

Conforme a los criterios de

La Nacion

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here