Argentina sin cuartos de final

Inglaterra y la tarjeta roja a Lavanini dejan sin cuartos de final a Argentina

TOKIO, Japon. Argentina se despidió virtualmente de los cuartos de final del Mundial de rugby con su derrota contra Inglaterra por 39-10, en su tercer partido de la primera fase. La expulsión de Tomás Lavanini en el minuto 18 dejó sin posibilidad de respuesta a Los Pumas, que buscaban el milagro tras la derrota ante Francia en el debut (23-21).

Tras esta segunda derrota, este sábado en Tokio, después de haber ganado solo a Tonga (28-12), a Argentina, pese a que no está matemáticamente eliminada, le queda decir adiós al Mundial en su cuarto y último partido del grupo C de la primera fase, contra Estados Unidos, el miércoles en Kumagaya.

“El compromiso de los chicos fue increíble y duró todo el partido. Se volvió demasiado difícil (después de la tarjeta roja) pero ellos nunca dejaron de luchar”, dijo el técnico del seleccionado argentino de rugby, Mario Ledesma, al final del encuentro.

Inglaterra, con este triunfo, fue el primer equipo en asegurar su pase a cuartos de final en la Copa del Mundo, y se jugará la primera plaza de la llave el 13 de octubre contra Francia.

El partido terminó para Argentina a poco de empezar, en ese minuto 18 en que el segunda línea Lavanini hizo un tackle alto al centro y capitán Owen Farrell, que podría haber sido tarjeta amarilla, pero el árbitro galés Nigel Owens fue estricto.

Poco después, el centro Manu Tuilagi hizo un tackle a Emiliano Boffelli cuando el fullback argentino se encontraba en el aire, pero el árbitro galés solo condenó esta vez la acción con un penal.

Lavanini, quinto jugador expulsado en este Mundial, recibió su segunda tarjeta roja con la camiseta de Los Pumas, después de una que le fue mostrada en 2017 contra Sudáfrica.

A esas dos expulsiones suma cinco tarjetas amarillas con Los Pumas, siendo el jugador más sancionado en la historia del seleccionado argentino.

Inglaterra clasificado

El XV de la Rosa acabó marcando seis tries, con lo que logró un punto bonus, mientras que Argentina pudo lograr uno al final del partido, por medio del wing Matías Moroni (71), que convirtió Emiliano Boffelli.

Inglaterra, con este triunfo, fue el primer equipo en asegurar su pase a cuartos de final en la Copa del Mundo, y se jugará la primera plaza de la llave el 13 de octubre contra Francia.

“Estamos exactamente donde queríamos estar. Tenemos 15 puntos luego de tres partidos, declaró el seleccionador de Inglaterra, Eddie Jones.

Preguntado sobre lo que dijo a sus jugadores en el descanso, al que Inglaterra llegó 15-3 arriba, Jones fue claro: “Necesitábamos simplificar un poco. Estábamos un poco oxidados luego de dos partidos fáciles y un largo descanso. En el segundo parcial creo que logramos un ritmo un poco mejor”.

Quedarse con uno menos todo el partido desestabilizó a Argentina, que en esos primeros minutos había mostrado una cara esperanzadora.

Seguros en el tackle, al contrario que en anteriores partidos. Se pusieron con ventaja tras un penal de Benjamín Urdapilleta (6). Pero Inglaterra, con la fuerza de su maul, logró pronto adelantarse en el marcador, con un try del wing Jonny May (8).

Argentina aguantó hasta el final del primer tiempo. En que llegaron dos tries ingleses. Del fullback Elliott Daly (35) y del medioscrum Ben Youngs (41), dando ya una cómoda ventaja de 15-3 al descanso al XV de la Rosa.

AFP / Odd Andersen El wing argentino Matías Moroni marca un try en un partido del Mundial de rugby contra Inglaterra el 5 de octubre de 2019 en Tokio

La paciencia inglesa en dos picks and go, con su mejor potencia física, fueron la base de esos dos tries.

Afortunadamente para Argentina, el pie de Owen Farrell no estaba atinado. Ya que el capitán falló las tres conversiones y un penal en ese primer tiempo.

Récord para Creevy

Inglaterra, con una posesión de casi el setenta por ciento, y superando en todos los sectores del juego, fue sumando tries en el segundo tiempo.

El apertura Georges Ford logró el cuarto, que daba a Inglaterra el punto bonus, al inicio del segundo tiempo (44).

Y Farrell lograba sus primeros puntos con la conversión y un penal (53), para poner en ventaja a su equipo por 25-3.

Tras ese penal, Inglaterra se dedicó a gestionar el partido ante la impotencia argentina. Aunque acabó logrando dos tries más, por medio de Jack Nowell. En su regreso al equipo (73) y Luke Cowan Dickie (79), ambos convertidos por Farrell, que acabó marcando nueve puntos.

Mas noticias aquí: noticiasporelmundo.com  

Argentina no tuvo tiempo para extrañar a Nico Sánchez. El apertura que fue máximo goleador del pasado Mundial, al que Ledesma había dejado fuera de la convocatoria.

El hooker Agustín Creevy, que entró en el minuto 48 en lugar de Julián Montoya. No pudo celebrar con un triunfo el hecho de convertirse en el jugador argentino con más partidos internacionales (88), dejando atrás a Felipe Contepomi (87).

Con información de https://www.afp.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *