InicioAmerica Latina"Shot de Ángel", el nuevo método para que las mujeres alerten que...

«Shot de Ángel», el nuevo método para que las mujeres alerten que están en peligro | Noticias Argentina

En las últimas horas se viralizó un video en TikTok con una propuesta que podría salvar la vida de cientos de mujeres. La idea es que si por alguna razón estás en un bar o en un restaurante y el chico con el que saliste te generó sospechas o miedo, puedas pedir la ayuda de los mozos con un simple código que podría pasar desapercibido para el joven en cuestión.

La tiktoker mexicana Danna Sosa lo dio a conocer con una dramatización de cómo pedir ayuda. «El Shot de Ángel es un código de seguridad que se está dando a conocer entre bartenders y meseros para ayudarte a ti cuando te sientas incómoda o en peligro en un bar o restaurante«, adelantó.

Para que los empleados puedan entender qué tipo de ayuda específica necesitás, también hay un código. «Hay tres formas en que puedes pedir un shot dependiendo de la situación. El primero es un ‘shot de ángel en las rocas’, esto significa que necesitás que te pidan un taxi porque no trajiste movilidad propia. El segundo es un ‘shot de ángel derecho’, que implica que necesitás que alguien te acompañe a tu auto porque no te sentís segura. La última es un ‘shot de ángel con limón’, que implica que llamen a la policía porque ya te sientes muy insegura con tu acompañante«, sentenció.

Cómo surgió esta propuesta

No se trata de algo nuevo sino que aparentemente se originó hace varios años en el Iberian Restaurant en Florida, Estados Unidos y que pronto se fue extendiendo hacia otros locales. Para que las clientas estuvieran al tanto, decidieron pegar carteles en el baño de damas. «‘¿Tu cita de Tinder no es quien dijo que era en su perfil? ¿Te sientes insegura o incluso un poco rara?’ Si es así, ordene un shot de ángel«.

Este es el cartelito que colocaron originalmente en el restaurante de Florida (Twitter).

El dueño del local le aseguró en su momento al Times que le resultaba extraño que se hubiese popularizado tanto. «No pusimos el letrero para llamar la atención. Eso va en contra del punto«, explicó Russell Andrade.



Si bien la palabra en clave elegida en aquella ocasión fue “ángel”, ya que así se invocaba a un “ángel de la guarda” y resultaba sencillo de recordar, la idea es que cada local que decida asumir su compromiso de ayudar establezca la suya propia, comunicándolo de esta manera.

Algo similar propuso el Lincolnshire Rape Crisis, un servicio de apoyo para mujeres y niñas en el este de Inglaterra debido al aumento del uso de drogas en las bebidas para violar a sus citas. A partir de ahí los locales advertían con flyers en sus baños que si se encontraban en peligro podían preguntar a los empleados por «Ángela», «Jennifer», «Rachelle», etc. Nombres distintos, en diferentes establecimientos, todos haciendo referencia a un pedido de auxilio sutil y que podría salvarles la vida.



Cronica

Mas Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Ultimas Noticias