InicioAmerica LatinaSe conformó la nueva Suprema Corte de Justicia que juzgará una denuncia...

Se conformó la nueva Suprema Corte de Justicia que juzgará una denuncia de filtración – Noticias Uruguay

La Suprema Corte de Justicia nombró a los nuevos integrantes, que estarán a cargo de juzgar el caso de una presunta filtración acerca de cuál era la posición de los ministros en una votación concreta. El caso recaerá en manos de los ministros del Tribunal de Apelaciones María Rosario Sapelli, Ana Rivas, Guzmán López, Ana Maggi y Álvaro Messere, ya que los jueces titulares debieron abstenerse por estar involucrados. Fueron electos por sorteo. 

A la vez, se abrió una investigación administrativa para determinar responsabilidades.

Según informó Búsqueda el jueves 18, los abogados Pablo Donnángelo y Renzo Gatto denunciaron a una de las asistentes del presidente de la Corte, Tabaré Sosa, por filtrarle información a su pareja, que patrocina a una de las partes. Cada ministro tiene dos asistentes que lo asesoran en el estudio de los casos y lo ayudan a redactar los informes con los que cada juez emite su voto. 

Según dijeron a El Observador fuentes judiciales, pese a la insistencia de los restantes ministros de apartar del cargo a la abogada mientras se investiga lo sucedido, Sosa se negó tajantemente. La investigación administrativa también será llevada por una corte paralela.

Esa nueva corte la formarán Beatriz Larrieu, Fernando Tovagliare, Mónica González, Gustavo Mirabal y Mónica Ivanovich, informó Búsqueda y confirmó El Observador.

El escrito presentado por los abogados Donnángelo y Gatto en representación de los demandantes –que divulgó Búsqueda– alega que hubo una estafa procesal, puesto que con la información obtenida por “una funcionaria judicial, torcieron una y otra vez el devenir natural del proceso para así obtener el espurio resultado que pretendían”.

En el mecanismo rutinario de la Corte, cada ministro estudia el expediente, se pronuncia (emite su voto) y lo deriva al siguiente con su voto, por lo que los demás saben qué voto, salvo algún caso especial en el que se decide declararlo en reserva. Cuando están los votos de todos los ministros se realiza el acuerdo en el que se define el pronunciamiento de la corte y uno de los cinco redacta la sentencia.

Antes de que se llegara a la instancia del acuerdo, los abogados del demandado recusaron a los ministros Eduardo Turell y Bernadette Minvielle, quienes tenían una posición contraria a sus intereses. 

En el caso de Turell alegaron que tenía un vínculo familiar que comprometía su objetividad con uno de los juristas que había hecho una consulta a pedido de una parte. A Minvielle la recusaron por haber hecho una consulta por un asunto personal a otro de los juristas. 

En el caso de Turell se jubiló y la votación de su sustituto terminó beneficiándolos. En el de Minvielle, se rechazó la recusación. Según Donnángelo y Gatto, hicieron esas recusaciones a partir de la filtración de la secretaria a su pareja. 

Donnángelo y Gatto, junto con la revisión del caso, presentaron una denuncia penal en Fiscalía, en la que reclamaron que se pericie la computadora de la asistente y se libre un requerimiento a las compañías de teléfono para acceder a las conversaciones con su pareja. También solicitaron que se pida el testimonio a los ministros de la Corte y sus asistentes.

“Valiéndose de información privilegiada que obtuvieron ilegalmente, desplegaron una estrategia mediante la cual, abusando de las vías procesales, imposibilitaron que la voluntad del órgano colegiado se conformase con uno de sus miembros naturales, consiguiendo una decisión reñida con la buena fe y el Derecho”, señala el escrito que divulgó el semanario.

Según dijeron, “la mera existencia de la relación sentimental” entre la asistente de Sosa y el abogado “debió haber sido puesta en inmediato conocimiento de todos los ministros de la Corte” y abstenerse de participar.



El Observador

Mas Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Ultimas Noticias