InicioAmerica LatinaIntendentes con fideicomisos frustrados se unen en busca de alternativas para impulsar...

Intendentes con fideicomisos frustrados se unen en busca de alternativas para impulsar obras – Noticas Uruguay

El intendente blanco Alejo Umpiérrez fue por US$ 25 millones en Rocha y falló ante la negativa del Frente Amplio. El nacionalista Omar Lafluf buscó US$ 12 millones en Río Negro y no lo logró. Yamandú Orsi pidió hasta US$ 80 millones en Canelones y a último momento la oposición departamental –y oficialismo nacional– le ganó la pulseada. La Intendencia de Montevideo (IM) amagó con hacerlo, pero desistió cuando blancos y colorados cerraron filas de antemano.  

Los fideicomisos –una herramienta para contraer deuda a largo plazo para obtener recursos rápido– requieren mayorías especiales de 21 votos en las juntas departamentales, cuando el plazo de pago supera el período de gobierno. Eso lleva a que de un lado y otro del mostrador las propias fuerzas políticas puedan adoptar discursos casi dicotómicos sobre un mismo concepto.

Al final, se frustra la inversión pública departamental y las obras no se hacen. La falta de acuerdos políticos en lo que va del período propició críticas de las cámaras empresariales y el PIT-CNT por poner en jaque al empleo.

Fue así que el presidente de la Cámara de Construcción, Diego O’Neil, transmitió este mes a la Mesa del Congreso de Intendentes –presidida por el duraznense Carmelo Vidalín, el salteño Andrés Lima y el riverense Richard Sander– su «inquietud» por lo sucedido, según confirmó el empresario a El Observador. Ante este planteo, los jefes comunales con fideicomisos frustrados en sus territorios conformaron un equipo de trabajo para dar con alternativas

«Transmitimos la inquietud de que nos parecía necesaria más inversión por parte de las intendencias, y que los fideicomisos que no salieron eran una macana», contó O’Neil, quien agregó que el pedido a los intendentes buscó «empujar un poco» en el asunto, «porque parecería que lo que trancó la aprobación fueron temas de orden político». 

Congreso de Intendentes evaluará nuevos mecanismos de financiamiento ante la falta de acuerdos políticos para fideicomisos de obra pública

Consultado sobre el impacto de los naufragios de proyectos en al menos tres departamentos, O’Neil manifestó que si bien «el nivel de actividad en la industria es bueno», «muchas veces está concentrada, como en UPM y en el Ferrocarril Central, o las obras de viviendas en Montevideo, Canelones y Maldonado». «La aprobación de fideicomisos es muy importante para generar empleos a nivel local», sostuvo. 

El jefe comunal de Río Negro, Omar Lafluf, coincidió en la necesidad de alternativas, tras el fracaso de su fideicomiso en el departamento –buena parte del cual apuntaba a sanear un endeudamiento de larga data en la comuna del litoral–: «No nos podemos amputar la posibilidad de tener un mecanismo que de repente no podemos acceder las intendencias por nuestra situación financiera, pero sí se pueden hacer convenios de trabajo a través de otra metodología financiera», opinó ante el Plenario de intendentes de la semana pasada en Durazno, según consta en la taquigráfica a la que accedió El Observador

El socialista Mauricio Zunino, director de Recursos Financieros de la administración de Carolina Cosse, reconoció las «intenciones» iniciales de la Intendencia de Montevideo (IM) de proponer un fideicomiso, hasta que se toparon con «circunstancias políticas locales» que llevaron «probablemente a naufragar» el proyecto. «Fue así que no llegamos nunca a presentar algún planteo concreto», confesó ante los intendentes. 

«Tenemos que tratar de generar en un espacio que siempre fue de diálogo, como el Congreso –donde hemos logrado acuerdos por unanimidad entre todos los partidos– buscar mecanismos que dinamicen la inversión pública en todos los gobiernos departamentales», dijo el economista.

Por su parte, el rochense Alejo Umpiérrez planteó su idea de acordar «pautas objetivas» para consensuar un proyecto de ley con el Parlamento. En concreto, sugirió que haya porcentajes determinados de endeudamiento del gobierno departamental a partir del cual pueda no requerirse una mayoría especial en la Junta Departamental en caso de solicitar un crédito a pagar más allá del período.

«No es lo mismo comprometer un nivel de endeudamiento equivalente a un 60% –cifra cualquiera– del «PBI» de un departamento y su recaudación, que hablar de un endeudamiento proyectado de un 15%», expuso.

Umpiérrez reconoció que su idea «quizás no sea de aplicación inmediata», por lo que podría proyectarse para otro período de gobierno, «para que nadie se sienta condicionado por la realidad económica actual, pero que pueda trabajar con mirada de futuro». «Es una línea que dejo tirada, y si hay algún espíritu de consenso en esto quizás podamos trabajar sobre un proyecto madre a través de nuestros asesores jurídicos y financieros», lanzó.

Consultado por El Observador, el jerarca comentó que pretende que los nuevos mecanismos de financiamiento puedan estar disponibles para el próximo período, mientras consideró que el fideicomiso impulsado meses atrás fracasó de forma definitiva. En este sentido, ya adelantó sus aspiraciones a la reelección: «Nadie que fue intendente una vez no lo buscó de vuelta», concluyó

Al cierre de la discusión, Carmelo Vidalín conformó un equipo para viabilizar nuevos mecanismos de financiamiento y evaluar la propuesta de la Cámara de la Construcción. El grupo quedó integrado por el duraznense, Umpiérrez por Rocha, Zunino por Montevideo, Omar Lafluf por Río Negro y Gabriel Camacho en representación de la comuna canaria de Yamandú Orsi. 

El caso Montevideo

La administración de Carolina Cosse evaluaba la creación de un fideicomiso de similares magnitudes al Fondo Capital de su antecesor, Daniel Martínez, que constaba de más de US$ 90 millones, y facilitó obras como el túnel de avenida Italia. El actual presupuesto de la IM tiene un recorte de poco más de $1.500 millones respecto al año pasado, lo que le implica recursos ajustados para intervenciones en espacios públicos y vialidad. Los mecanismos de financiamiento por fuera de los fondos propios son la carta en carpeta de la comuna para compensar el magro presupuesto. 



El Observador

Mas Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Ultimas Noticias