InicioAmerica Latinael predio que quedó vacío en Buceo espera edificios y nuevas manzanas...

el predio que quedó vacío en Buceo espera edificios y nuevas manzanas – Noticias Uruguay

Si el plan se cumple, en algunos meses habrá edificios alzándose sobre un parque arbolado que da hacia Luis Alberto de Herrera, hoy sin más alboroto que el de los pájaros.

El histórico predio del Buceo heredado de la familia Taranco a comienzos del siglo pasado quedó casi en silencio con la mudanza de la Facultad de Veterinaria, y espera para que la Intendencia de Montevideo (IM) dé el primer paso en 2022

Entrada a la vieja facultad de Veterinaria

«En lo que más preocupados estamos es en darle edificabilidad particular a un predio particular, y que lo que se haga ahí no sea un enclave privado sino que se integre al sentido de la ciudad», dijo a El Observador el director de Planificación de la IM, Luis Oreggioni.

Desde hace tiempo la Universidad de la República (Udelar) planteó su intención de vender la propiedad, pero eso requiere que primero la IM apruebe un proyecto urbano de detalle: una hoja de ruta que detalla qué estará permitido hacer, qué no, y cómo se va a adaptar un terreno de casi seis hectáreas en el medio de una ciudad que sigue creciendo a su alrededor. 

«No va a ser un predio cerrado, sino que va a tener ciudad adentro. Todos los proyectos tienen calles públicas que atraviesan el predio», afirmó Oreggioni. Los planes contemplan «estructura vial nueva que responda a (una lógica de) manzanas» y «la continuidad de calles» de la trama urbana. La administración de Carolina Cosse mantiene algunas líneas que ya había trazado un antecesor en el cargo, Ramón Méndez, quien proyectaba conjuntos de edificios «en un degradé de altura». 

Oreggioni aclaró que «se mantiene el concepto de lugares con más o menos altura»: las nuevas manzanas tendrán construcciones de entre seis y nueve metros, al igual que el resto del entorno –»el criterio es amoldarse a la morfología del barrio», según Oreggioni– y «más altura en los lugares que enfrentan hacia la avenida». 

Pasillos vacíos de la antigua facultad

El proyecto requerirá el visto bueno de la Junta Departamental, algo que no pasará antes de 2022. Una vez aprobado, tampoco es garantía de que el predio comience a transformarse de inmediato. La demostración más reciente es el Mercado Modelo –que pese a varias apuestas culturales de la IM– continúa sin dar con inversores para levantar viviendas en el entorno, algo que está habilitado desde el año pasado. 

En ese interín, la Udelar mudará a los edificios algunas oficinas, según supo El Observador. De momento la vieja facultad quedó casi desierta, salvo unos pocos autos estacionados, cuidadores y ovejas en los rediles al fondo. La institución firmó en los últimos días los contratos para extender servicios de corte de pasto, mantenimiento de techos, pluviales y seguridad del entorno. 

Histórico

Días atrás Telemundo informó que toda la propiedad podría valer hasta US$ 25 millones, según lo que cuesta el metro cuadrado en la zona. Consultada por El Observador, la coordinadora del Plan de Obras de Mediano y Largo Plazo de la Udelar, Gabriela Fachola, afirmó que «nunca se va a saber cuánto sale la tierra hasta que no se sepa qué es lo que se le pone encima», por lo que la cifra se limita a una «base» sin «ninguna condición diferente a las de hoy». El metro cuadrado se encarece a mayor altura admitida para eventuales construcciones. 

Tanto el edificio central de tres pisos que albergó el decanato como el Museo de Anatomía están en vías de ser declarados Monumento Histórico Nacional, tal como adelantó Telemundo. El presidente de la Comisión de Patrimonio, William Rey, dijo a El Observador que «hay que esperar a que la IM realice un fraccionamiento para afectar esos edificios y no toda el área», lo que sería «desatinado».

El arquitecto opinó que pese a que pueda haber nuevo desarrollo inmobiliario en el lugar, «hay que capitalizar el área verde» del entorno, consistente en un campo extenso que contiene desde parque hasta una cancha de fútbol. Los edificios históricos, en tanto, se inspiraron en la facultad parisina Alfort, desde donde arribaron a comienzos del siglo XX los materiales de construcción.

Pasillos vacíos de la antigua facultad

La mala conservación de las estructuras, el espacio que fue quedando chico ante una matrícula creciente y el enclave en pleno Buceo que dificultaba distintas actividades de manejo de animales propiciaron la mudanza a una sede mucho más amplia. El proyecto atravesó gobiernos y rectorados, hasta que al fin se concretó este martes sobre las rutas 8 y 102. 



El Observador

Mas Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Ultimas Noticias