¿Amenazado el principal “salvavidas” externo que el Gobierno de Ortega tiene para reactivar la economía?

Para reactivar la economía el régimen de Daniel Ortega tiene entre sus pocas opciones: el comercio mundial. De la mano de las exportaciones, como uno de sus principales motores,  el próximo año espera que la economía supere la recesión con un repunte de 0.5 por ciento, para dejar atrás dos años de contracciones, desde el estallido de la crisis política en abril de 2018.

El propio presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Ovidio Reyes en una comparecencia ante un medio oficialista el 7 de octubre, admitió que las exportaciones el próximo año  jugarán un rol fundamental en esa recuperación, y que la esperanza estaba en que la economía mundial no se deteriorara porque eso afectaría la dinámica del comercio exterior nicaragüense.

«Ojalá la situación mundial no se deteriore más de lo que ya ha ocurrido, porque eso obviamente baja las posibilidades de colocar las exportaciones», expresó el máximo jefe de la política monetaria en Nicaragua.

Los temores de Reyes amenazan con materializarse, principalmente en el mediano plazo.  El Banco Mundial, en la actualización de sus Perspectivas de los mercados de productos básicos, publicado el 29 de octubre, rebajó sus proyecciones sobre la demanda mundial de productos básicos, así como de los metales y el precio del petróleo en el 2020, esto último favorable para Nicaragua.

“La disminución de la demanda de productos básicos constituye un reto para los exportadores y una oportunidad para los importadores”, dijo Ceyla Pazarbasioglu, vicepresidenta de Crecimiento Equitativo, Finanzas e Instituciones del Grupo Banco Mundial, según cita un boletín del Banco Mundial.

Lea también: Nicaragua producirá 33 millones de libras de carne de cerdo, ¿por qué entonces no exportamos?

Aunque varios productos de exportación claves de Nicaragua podrían mostrar el próximo año una ligera mejora en sus precios, las perspectivas después de 2020 apuntan a menores precios en productos tan importantes como el café y el oro.

El oro, seguirá con buen precio

Pero, ¿cómo se comportarán los principales bienes de demanda mundial? ¿cómo se afectará a los principales productos de exportación de Nicaragua?

El Banco Mundial prevé que el próximo año los metales sigan en descenso, luego que experimenten una baja de cinco por ciento este año. No obstante, aclara que los metales preciosos se incrementen en el 2020, «en respuesta a la mayor incertidumbre mundial y a la aplicación de políticas monetarias acomodaticias».

Al respecto, el oro- uno de los principales productos de exportación de Nicaragua-  se espera que la onza troy se incremente de 1,390 dólares este año a 1,470 dólares en el 2020, para luego enrumbarse a una tendencia a la baja a partir de 2021, hasta ubicarse en 2030 en 1,300 dólares.

Lea además: Equipo técnico del FMI verifica en Nicaragua el estado de la economía, coteja con el sector privado los números del orteguismo

Pese a la baja que se espera que haya a partir de 2021 en el precio del metal precioso, este se mantendrá por encima de los 1,200 dólares anuales, según las previsiones, que son vulnerables a las fluctuaciones de la economía mundial.

Hasta septiembre, el oro en bruto ocupaba el tercer escaño de los 20 productos principales de exportación de Nicaragua. De los 1,776 millones de dólares captados en ingresos por exportaciones, 359.72 millones de dólares fueron aportados por este metal.

En el caso de la plata, se espera que la onza troy pasa de 16.2 dólares a 17 dólares.

Agro con panorama poco claro

«Se prevé que los precios de la agricultura disminuirán este año, pero se estabilizarán en 2020», según estima el Banco Mundial, que señaló, no obstante, que las tensiones comerciales podrían hacer que suban los precios de algunos productos básicos agrícolas, como la soja y el maíz.

El sector agrícola de Nicaragua y el mundo podría verse favorecido por menores costos en los combustibles y precios de los fertilizantes.

Se espera que el café arábiga – el primer producto de exportación de Nicaragua- muestre una ligera recuperación de precio, tras caer este año. Las proyecciones apuntan a que pasará de 2.80 dólares el kilogramo este año a 2.85 dólares el próximo año.

No obstante, el café el próximo año aún estará por debajo de los 2.93 dólares en el 2018 y muy por debajo de los 3.32 dólares en el 2017.  Luego de 2020, este producto seguirá mejorando su precio hasta ubicarse en 3.40 dólares en el 2030.

Lea además: La sorprendente recuperación del turismo en Nicaragua, según las cuentas de Hacienda

Hasta septiembre de este año, el café oro había generado a la economía  417.80 millones de dólares, cuyo precio promedio se había reducido 12.1 por ciento con respecto a igual periodo del año pasado.

“Las economías en desarrollo exportadoras de productos básicos que dependen de los ingresos de exportación de un pequeño grupo de productos básicos son vulnerables, dado que el aumento de la demanda y el aumento de los precios podrían inducir a la innovación y facilitar la sustitución entre productos básicos”, afirmó Ayhan Kose, director del Grupo de Análisis de las Perspectivas de Desarrollo del Banco Mundial, según el boletín del Banco Mundial.

Bajarán los precios de la carne bovina

Son para los productores de carne bovina que no hay noticias alentadoras. Se prevé que el precio de esta industria desciendan ligeramente. Las proyecciones apuntan a que el kilogramo pasará de 4.55 dólares a 4.52 dólares en el 2020, estos precios seguirán en descenso hasta que en el 2030 se ubiquen en 4.20 dólares.

Después del café oro, la carne bovina es el segundo producto de exportación más importante del país, la cual ha aportado 361.68 millones de dólares hasta septiembre de este año.

Lea además: Ministerio de Hacienda admite que crisis política le ha costado al Gobierno 22,541 millones de córdobas en ingresos perdidos

El azúcar se espera que tenga una leve recuperación. Esta pasará de 0.28 dólar por kilogramo a 0.29 dólar para avanzar a una recuperación al término del 2030 y situarse en 0.38 dólar, según la tabla de proyecciones.

Precio del petróleo bajará, ¿se reducirá la tarifa?

Un factor que podría favorecer a las aspiraciones del régimen de Ortega de encarrilar la economía al crecimiento económico, es la baja en el precio del petróleo, que pronostica el Banco Mundial.

Se prevé que en 2019 los precios del petróleo crudo alcanzarán un promedio de 60 dólares por barril y que se reducirán a 58 dólares por barril en 2020.

«En consonancia con la desaceleración del crecimiento mundial, se espera que el consumo de petróleo aumente a un ritmo mucho menor que las previsiones anteriores y que solo aumente de forma moderada el año próximo. El mayor riesgo vinculado a las previsiones sobre el precio del petróleo estaría dado por una recesión económica más aguda de lo previsto», señala el BM.

Habría que ver si en Nicaragua ese alivio que se espera en el crudo se traslada a la matriz eléctrica, que este año de manera inexplicable se ha encarecido, golpeando todas las actividades productivas, ya azotadas por el aumento de los insumos agrícolas.

Exportaciones y remesas, único motor

Las exportaciones y las remesas son los únicos motores que aún siguen funcionando en la economía, luego que la crisis económica, que se originó de una inestabilidad sociopolítica, derribaran el crecimiento en la llegada de inversión extranjera, el consumo interno, la cooperación, la construcción y el financiamiento interno.

Se prevé que la economía este año caiga 3.5 por ciento, según estimaciones gubernamentales, aunque el Fondo Monetario y el Banco Mundial apuntan a un cinco por ciento de contracción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *