Acuchilló 11 veces a su mujer en presencia de sus dos hijos, quienes vieron morir desangrada a su madre

0
24

«No papito, no, por favor”, le gritaba su hija de entonces 12 años de edad, a Jairo Javier Moreno Izaguirre, cuando el sujeto atacaba a cuchilladas a su cónyuge Ana María Lindo Sandino, de 26 años, hechos ocurridos en agosto de 2010, en el municipio de Ciudad Sandino, departamento de Managua.

El salvaje parricida atacó a su mujer Ana Lindo, con un cuchillo de metal niquelado, con cacha de madera color café de 31 centímetros de largo, que al momento de ser ocupado por la Policía estaba lleno de sangre.

Puede interesarle: «Hemos sido endemoniados, el demonio lo teníamos adentro». La confesión del hombre que asesinó a sus padres en complicidad de su esposa

El desalmado parricida, al momento de los hechos tenía 40 años de edad, y pasó prófugo de la justicia casi 10 años. Fue capturado en octubre de este año, según la Policía, en León.

Jairo Moreno, quien actualmente tiene 50 años de edad, fue puesto a la orden de la juez Décimo Tercero Distrito Penal de Juicio, Fátima Rosales, y en el inicio del juicio confesó el despiadado ataque hacia su pareja.

La juez Rosales detalla en la sentencia que la pena de 24 años de cárcel que le impuso al sujeto por el delito de parricidio, expirará el 1 de octubre de 2043, pena que deberá cumplir en el penal de Tipitapa, conocido como la Modelo.

Lea También: 20 años de cárcel a sujeto que violó a niña de 11 años de edad en un cementerio de San Rafael del Sur

El caso fue conocido como parricidio y por un juzgado ordinario (Distrito Penal de Juicio) porque en el 2010 todavía no existía la Ley 779; pues esta ley entró en vigencia hasta el 22 de junio de 2012, conocida como (Ley 779 o Ley Integral Contra la Violencia hacia las Mujeres), que sanciona como femicidio el ataque mortal de un hombre hacia su mujer.

La juez Fátima Rosales, titular del Juzgado Décimo Tercero Distrito Penal de Juicio de Managua, dio a conocer la sentencia contra el parricida Jairo Moreno Izaguirre. HOYArchivo:/Alejandro Flores

La metió a empujones a la casa

Jairo Morero Izaguirre atacó a su mujer a las 5:30 de la tarde del 19 de agosto de 2010, cuando la víctima Ana Lindo iba caminando proveniente del trabajo de la terminal de buses 113, una cuadra y media al oeste, en Ciudad Sandino.

El sujeto interceptó a la víctima Ana Lindo y a empujones la llevó hasta el interior de la casa, donde la atacó con el cuchillo y le propinó 11 heridas en el tórax y abdomen, que le perforaron el pulmón izquierdo y vasos renales izquierdos. La mujer y murió desangrada en presencia de sus dos niños (de 10 y 12 años de edad al momento de los hechos), mientras el sujeto se dio a la fuga.

Lea Además: Hijo asesinó a sus padres en Altamira por odio y dinero, según la Fiscalía

En la declaración ante la Policía, la niña de 12 años de edad al momento de los hechos, le dijo los oficiales investigadores que su madre quiso defenderse al agarrar un cuchillo, pero que su padre le quitó el cuchillo y la atacó con la misma arma blanca.

La hija de Morero Izaguirre actualmente tiene 22 años de edad, y antes que diera inicio el juicio contra su padre se presentó a declarar ante la juez Fátima Rosales, porque la joven tenía que viajar a España. Contó lo sucedido el día que su padre mató a su madre en presencia de ella.

Por su parte, el niño de 10 años al momento de los hechos, dijo a la Policía que no vio cuando su padre Jairo Moreno empezó a atacar con el cuchillo a su madre Ana Lindo, porque estaba en la calle y cuando llegó a la casa vio cuando su madre estaba tirada en el suelo en un charco de sangre y observó que su padre salió corriendo de la casa.


loading...

Artículo anteriorNiega defensiva de Dallas haber tirado la toalla en 2019
Artículo siguienteUruguay, el país más gay friendly de Latinoamérica