Estamos hablando de María del Pilar Vargas Malaver, Juez Quinto Civil Municipal de Armenia, donde la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura decretó la destitución del cargo e inhabilidad general para el ejercicio de cargos públicos por un término de diez años .

La funcionaria judicial fue denunciada por empleados del despacho judicial a su cargo, por comportamientos irregulares traducidos en acoso laboral.

En contexto: En aumento está el acoso laboral en Colombia

La Sala Superior no desconoció la dedicación por parte de la juez al interior del juzgado, pero recriminó la relación laboral con sus compañeros de despacho, con comportamientos groseros, de maltrato y ridiculización pública en general para con su equipo de trabajo, al punto que muchos de sus subordinados terminaron con problemas de salud.

Se tuvo en cuenta que si bien pudo existir exceso de trabajo, ello no puede resolverse por medio de tratos hostiles e irrespetuosos, por lo que debió llamar la atención de forma verbal y hacer uso de los mecanismos legalmente establecidos para ejercer control




Source link